agua viento

Cómo preparar la casa para la llegada del agua y el viento

Muchos hogares sufren las inclemencias del tiempo. El sol y el verano son aliados perfectos de cualquier casa, pero la llegada del agua y el viento de estaciones de otoño e invierno se convierte en la desgracia de muchas viviendas.

Bien sea por no estar preparadas para soportar el viento y las lluvias o, porque se trata de viviendas con muchos años que no han sido reformadas, el mal tiempo es un enemigo del que todo ciudadano desea escapar.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias aconsejan la revisión de ventanas y puertas para evitar males mayores y evitar así la acción desmesurada del agua y del viento, cuestión que ya se viene demostrando notoriamente en los últimos tiempos.

Las nuevas edificaciones ya suelen estar preparadas para afrontar las malas temperaturas y las desagradables tormentas de agua, así como la impredecible acción del viento. Sin embargo, existen edificaciones que, bien sea por sus años de vida o porque no han sido tratadas correctamente en su construcción, necesitan de aislamientos.

Las tiras de goma o espumas adhesivas son uno de los útiles para sellar puertas y ventanas cuyo uso resulta, en ocasiones, imprescindible. Otra opción es, también, bajar las persianas, evitando así que cualquier elemento externo golpee los cristales.

La gran cantidad de agua y residuos procedentes de un temporal que circula por los canalones, puede desembocar en un problema importante si no se limpian correctamente, provocando obstrucciones y humedades sumamente desagradables para el inquilino.

También es conveniente revisar las instalaciones eléctricas en caso de que hayan existido inundaciones o el agua pueda haber penetrado en el hogar. Recuerda que el agua y la corriente eléctrica son grandes enemigos.

No está de más hacer un seguimiento del sistema de calefacción y hacer un mantenimiento anual de la misma, así nos evitaremos sorpresas cuando llegue la temporada de frío.

Cabe resaltar que resulta sumamente importante el mantenimiento del hogar, pero también lo es el hecho de tener a mano aquellos números de teléfono que pudieran resultar útiles en caso de una avería o emergencia en nuestros hogares.

Salvaguardar nuestras viviendas es una labor cuyo principal implicado debemos ser nosotros mismos, ya que somos los mayores interesados en la conservación y mantenimiento de nuestros hogares.

Asimismo, cabe señalar que a la hora de contratar un seguro para nuestro hogar, debemos hacerlo con aquellos que más se adapten a nuestras necesidades. Son muchas las ocasiones en que las pólizas de hogar con las que contamos se harán cargo de los desperfectos ocasionados por las inclemencias del tiempo.

Publicado por

Tomás

Este blog se ha creado con la intención de informar a la gente interesada sobre todos los eventos de villasayas. Además invitamos a todos a que participen y nos ayuden en lo que se nos pueda escapar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *